Trabajar como Sommelier

Experiencia Inolvidable como Sommelier en Casa Dani, New York

  • Ángel Ramón alumno del curso de Sommelier ha podido disfrutar de la experiencia de trabajar en Casa Dani en Nueva York, restaurante regentado por el conocido chef Dani García. Conoce de primera mano cómo fue su vivencia como sumiller en este prestigioso restaturante.
  • Conoce otras oponiones de alumnos de Hostelería en MasterD.

Opinión de Ángel Ramón Crespo

26/09/2023
0
1606

Trabajar como Sommelier en New York

La historia que hoy os presentamos viene contada de la mano de su propio protagonista que ha querido enviarnos su experiencia. Ángel Ramón Crespo, alumno del curso de Sommelier  recientenemnte ha visitado el Restaurante Casa Dani en Nueva York, regentado por el conocido chef español Dani García condecorado con tres estrellas michelín. En dicha visita fue uno más del equipo pudiendo trabajar mano a mano con Casey el Sommelier principal de Casa Dani, observando cómo realizada las sugerencias y selección de vinos para cada uno de los platos, incluso Ángel pudo particpar en la selección de vinos que acompañarían al menú. Os dejamos con su testimonio que ha querido compartir con todos nosotros.

QUIERO SER SOMMELIER

Experiencia Trabajar Sumiller

Queridos lectores y amantes de la gastronomía,

Hoy quiero compartir con ustedes una experiencia que ha dejado una huella imborrable en mi carrera como sommelier. Hace poco tuve el honor de visitar el renombrado Restaurante Casa Dani en la vibrante ciudad de Nueva York. Casa Dani, propiedad del célebre chef español Dani García, es un templo gastronómico que ostenta estrellas Michelin y es conocido por su excelencia culinaria.

Mi corazón latía con emoción mientras cruzaba las puertas de Casa Dani. Aunque el carismático chef Dani García no estaba presente durante mi visita, su legado y su enfoque en la innovación y la tradición se palpaban en cada rincón del restaurante. Fui recibido calurosamente por Leo, el gerente general del lugar, quien me brindó una cálida bienvenida y me introdujo al personal que me acompañaría durante mi estancia.

Mi primera impresión fue la de un ambiente elegante y acogedor, donde la atención al detalle se reflejaba en la decoración y en la disposición de cada mesa. A pesar de la anticipación, me sentí inmediatamente en casa. Leo me guió a mi mesa y me presentó al equipo de sommeliers y al equipo de cocina, todos ellos profesionales apasionados y dedicados a ofrecer una experiencia culinaria única.

Una de las facetas más emocionantes de esta visita fue mi interacción con Casey, el sommelier principal de Casa Dani. Con una gran experiencia y un profundo conocimiento en el mundo del vino, Casey compartió conmigo su pasión por la armonización perfecta entre el vino y la comida. Durante la comida, tuve el placer de presenciar cómo Casey cautivaba a los comensales con sus sugerencias y explicaciones detalladas sobre la selección de vinos que acompañaban cada plato.

El menú degustación fue una sinfonía de sabores que transportaba los sentidos a un viaje culinario inigualable. Cada plato era una obra maestra creada por el equipo de cocina, que demostraba su compromiso con la excelencia y la creatividad. Desde los ingredientes frescos hasta la presentación artística; cada plato contaba una historia y celebraba la riqueza de la gastronomía española.

Como sommelier, tuve el honor de participar en la selección de vinos que acompañarían el menú. Casey y yo trabajamos en perfecta armonía, fusionando sus conocimientos sobre la cocina con mi experiencia en vinos para crear combinaciones que realzaran la experiencia de los comensales. Fue un momento de colaboración y aprendizaje que enriqueció mi perspectiva como profesional del vino.

 

Formación Sumiller

Quiero aprovechar esta oportunidad para expresar mi profundo agradecimiento a Leo, el gerente general de Casa Dani, por su hospitalidad y por hacer posible esta experiencia única. También deseo extender mi gratitud al talentoso equipo de cocina y al personal de la Escuela de Hostelería y Turismo MasterD en Zaragoza, cuyo apoyo y formación han sido fundamentales en mi desarrollo como sommelier.

En conclusión, mi visita a Casa Dani en Nueva York fue mucho más que una experiencia gastronómica. Fue un viaje de aprendizaje, inspiración y conexión con colegas apasionados por la excelencia en la gastronomía. La influencia de Dani García, aunque ausente físicamente, se sentía en cada plato y en cada conversación. Sin duda, esta experiencia quedará grabada en mi memoria como un hito en mi carrera, recordándome la importancia de la dedicación, la pasión y la colaboración en el mundo de la gastronomía.

Brindemos juntos por el placer de descubrir y maridar los tesoros líquidos de la vida.

¡Salud y buenos vinos! 🍷

Ángel Ramón Crespo

Sommelier

 

Valora esta noticia:

Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo Comentario

Comparte ésta página: