Asistente Técnico Veterinario »

Mis prácticas como Asistente Técnico Veterinario (ATV)

 
Asistente Técnico Veterinario

Opiniones: Asistente Técnico de Clínica Veterinaria

 

Sergio Borja Banqueri, alumno de Curso superior en asistencia a la atención clínica en centros veterinarios en MasterD Jaén y actual Alumno Premium acaba de realizar las prácticas en una importante clínica veterinaria y nos cuenta como ha sido esta experiencia.

 

Quiero compartir mi experiencia en la realización de las prácticas formativas como ATV, ya que estas me han proporcionado un alto grado de satisfacción.

 

He tenido la suerte de poder realizar estas prácticas en una de las clínicas veterinarias más conocidas de toda la provincia de Jaén. Su intensidad de trabajo me permitía estar en continuo movimiento, pues raro era el momento en el que la sala de espera no estuviera ocupada.

 

El equipo médico estaba compuesto por el veterinario y propietario de la clínica, otro veterinario, una veterinaria y un ATV. Desde el primer momento todos me recibieron con ganas y me ayudaron en mis primeros pasos, pero pronto me dieron libertad para tomar iniciativas y seguir realizando mis funciones de la manera en que me iban indicando y según las necesidades de unos y otros, lo que me obligaba a hacer una pequeña lista mental con las prioridades a la hora de llevar a cabo mis funciones.

 

Lo primero que un ATV debe hacer es cerciorarse del estado en que se encuentran los hospitalizados y ponerlo por escrito en su hoja. Acto seguido, me ocupaba de abastecer de material a las distintas consultas, y de la limpieza, aspecto y orden de colocación de fármacos para facilitar su localización.

 

Muchas veces la carga de trabajo requiere trabajar a gran velocidad, y es fundamental tener iniciativa, predisposición, profesionalidad y compañerismo, preguntar ante la duda, no ser confiado ante la seguridad propia de los pacientes y saber transmitir tranquilidad y amabilidad, aportando nuestro lado más humano en los momentos más críticos, porque cuantos nos visitan lo hacen por motivos de salud y, en muchos casos, de cierta gravedad.

 

Así pues, aunque aún me queda mucho por aprender (y debo respetar el secreto profesional), diré que he podido desarrollar mi trabajo con mucha amplitud en el campo de la atención al cliente y del análisis de laboratorio con muestras biológicas de sangre, heces u orina, pero también he auxiliado a los veterinarios en las consultas y en el quirófano de manera directa, en la realización de rayos X, ecografías y endoscopias, así como en la asistencia y vigilancia de los pacientes hospitalizados, como he mencionado anteriormente.

 

Tengo conocimiento de que la opinión que tienen sobre mi labor es más que satisfactoria y eso para mí es un orgullo y me proporciona la tranquilidad de haber realizado mi trabajo con un alto interés y atención.

 

Espero que pronto pueda ejercer profesionalmente como ATV  y ampliar mis conocimientos.

 

Página de MasterD Jaén en Google+

Academia MasterD Jaén en Facebook.

Fotos de MasterD Jaén en Flickr.

 
 
Valora esta noticia:

1 respuestas a Mis prácticas como Asistente Técnico Veterinario (ATV)

Sonia

27 de Abril 2018
Enhorabuena Sergio,todo lo que has conseguido es fruto de tu implicación, trabajo y esfuerzo. Un abrazo
 
 
 

Nuevo comentario: